Grupo de 9 tablillas de telas estampadas, apiladas unas encima de otras

UN SOPLO DE BRISA

Es domingo por la tarde, no hay nada que hacer más allá de disfrutar del tiempo libre. De pronto, una brisa fresca se levanta y acaricia con suavidad tu rostro y hace volar tu melena. Cierras los ojos, respiras profundamente y una sensación de placer invade todo tu cuerpo. 

Después, la brisa busca su siguiente objetivo. Revolotea entre las coloridas flores, liberando su perfume y, juguetona, les roba algunos de sus pétalos. 

Por último, se dirige hacia las pequeñas hojas que descansan en el suelo y, durante unos segundos, las hacer danzar con alegría al ritmo del piar de los pájaros.

Cuatro muestras de telas. Una tienda fondo blanco con hojas de colores rosas y azules, otra tiene fondo ciruela y tiene motivos de flores, otra es malva con motivos de caras y otra es negra con motivos de margaritas moradas.
Una niña posa con una blusa rosa con motivos de hojas en tonos rosa oscuro, vino y marrón.

Pequeños placeres

La brisa es creadora de pequeños pero placenteros espectáculos y sensaciones que inspiran la primera colección de ODALOA.

Telas sostenibles, suaves y con mucho movimiento en las que se plasman estampados delicados y versátiles para que puedas crear distintos tipos de prendas que mimarán, sin lugar a dudas, tu armario.

Muestra de tres telas con estampado de margaritas. Una con fondo oliva, otra blanco y otra negro.